Si las miradas pudieran hablar…

Estas acostado con tu amor, ella esta hablando, y claro que si es, en realidad es tu amor, es aquella con la cual sin saberlo ni desearlo por el momento, sabes que ella es la indicada, es la que estaba destinada a conocerte y a conocerla, aquella que te hace sudar de repente y suspirar de alegría por muchos momentos, tienes mucho sueño, tus ojos empiezan a cerrarse, oyes su voz, pero estás tan cansado que sus palabras parecen mas susurros de una melodía de cuna que cualquier otra cosa, en ese momento, te percatas de sus ojos un poco inquietos, bajas un poco la mirada y ves sus labios, parecieran como si los mismos ángeles hubieran formado esas 2 formaciones entre nubes, tan apacibles y tan tranquilos aun con tanto movimiento, sientes un fuerte deseo hacia ella, te acercas rápidamente y te quedas enfrente de ella, la observas a los ojos con tus ojos aun medio somnolientos, alcanzas a ver un sobresalto en su mirada, con tu mano izquierda alcanzas la orilla de la cama y la agarras fuertemente, con tu otra mano la deslizas detrás de su cuerpo suavemente, recorriendo y sintiendo la sabana tan delicadamente hasta sentir su espalda, con tu mano derecha la acercas aun más y le das un beso, con tus ojos cerrados…

Como si fueran los pétalos de una flor, tan sublimes, y hasta alcanzas a oler las mismas flores como si estuvieras en un campo lleno de ellas, un ligero roce toca sus labios y otro más toca los tuyos, como si degustarás el pan más dulce y delicioso que hayas probado, sientes la presencia y el sabor tan apetitoso, que te hace darle otro, entonces tu mano izquierda deja su agarre y se cambia a su cabeza, juegas con su pelo hasta detenerle la cabeza en el punto exacto para poder alinearte con ella, en eso abres los ojos y ella como si estuvieran conectados los abre también, no dices ni una palabra y a ella se le fueron las palabras, tu sueño se fue desvaneciendo y empiezas a despertarte como nunca, la energía empieza a recorrer tu cuerpo de el dedo más chico del pie, hasta la punta de tu cabello mas largo, hasta puedes sentir el cosquilleo de ella hacia ti y el tuyo que quizá ella lo sienta, la miras y te quedas unos segundos ahí, el tiempo pareciera detenerse…

Este tiempo que le sigue es como…si viviéramos en una caricatura sería donde los fuegos artificiales alumbraran la casa, las velas se encendieran y los hielos del congelador de derritieran, ustedes imagínense lo que esta pasando…

En la última luz de todos colores, extiendes tu brazo para abrazarla, fuertemente y firmemente, acaricias su cabeza contra la tuya, sabes que todo esta bien, piensas que ella piensa lo mismo, asi que cierras tus ojos para descansar por un momento, ella los cierra también y se queda dormida, tu los abres de nuevo, y la ves tan tierna, que algo brota en ti, una nueva semilla se abre y crece frente a ustedes, entonces cierras los ojos estando junto a ella, pensando y dando Gracias que estás junto a tu Amor, y tienes ahora la sabiduría que TODO estará por mucho tiempo, BIEN.

——-

 

P.D. Creo ya haber contado algo así, pero los detalles cambian, y una historia es siempre diferente gracias a que de nuestra cosecha ponemos (aun cuando la cosecha realmente es nuestra como en este caso que la habia escrito yo jajaja)

Anuncios

Un pensamiento en “Si las miradas pudieran hablar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s